Pronunciamiento de la Federación Latinoamericana de Magistrados en defensa del debido proceso a favor de los Jueces de República Dominicana.

La Asociación Jueces Dominicanos para la Democracia (JUDEMO), ha puesto en conocimiento de esta Federación, la situación que vienen atravesando los Jueces dominicanos que han sido o están siendo sometidos a proceso disciplinario por parte del honorable Consejo del Poder Judicial.

En vista de ello y en atención a los objetivos de esta Federación, cuales son defender la independencia judicial y la dignidad de los Magistrados que pertenecen a alguna de nuestras asociaciones agremiadas, procedemos a señalar lo siguiente.

Que, el Estado Constitucional de Derecho solo se condice con la real vigencia de los derechos fundamentales a favor de todos los ciudadanos, y en particular el respeto a uno muy importante, cual es el derecho al debido proceso, el mismo que exige, entre otras garantías, el respeto al Principio de presunción de inocencia sea cual sea la instancia en la que un ciudadano se encuentre sometido a investigación.

Que, dicho principio- derecho, se torna en ineficaz cuando en casos como en los que viene denunciando la JUDEMO, los Magistrados que se encuentran sometidos a procedimiento disciplinario por el honorable Consejo del Poder Judicial, los sanciona indefinidamente y sin goce de su haber, evidentemente ello no resulta razonable en la medida que esa sanción es incierta en el tiempo y porque que corresponde a una sanción definitiva, cuando, conforme se ha denunciado, aun no existiría convicción sobre la responsabilidad del Juez, y, más aun, ello atenta contra su derecho fundamental percibir una remuneración, mediante el cual el Juez y su familia se sustentan.

Con base a lo antes expuesto, la Federación Latinoamericana de Magistrados
invoca al Honorable Consejo del Poder Judicial de República Dominicana, a
respetar los principios de legalidad, y razonabilidad, al interior de los
procedimientos disciplinarios al que vienen sometiendo a algunos Magistrados a
fin de no afectar los derechos fundamentales de estos últimos y con ello el
sustento de sus familias. Teniendo en consideración, además, que el
cuestionamiento al criterio adoptado en las decisiones judiciales debe ser
canalizado a través de los mecanismos previstos por ley, puesto que así y solo así
se garantiza el Principio de independencia judicial y con ello la vigencia efectiva
del Estado Constitucional de Derecho.

Oswaldo Ordóñez Alcántara
Presidente
Federación Latinoamericana de Magistrados
PRESIDENCIA